Problemas en el trabajo: 3 métodos para solucionarlos


Es muy probable que, a diario tengas que enfrentarte a diferentes tipos de problemas en tu trabajo que, no siempre son fáciles de resolver o no tienes claro rápidamente de qué forma hacerlo. Desde tareas nuevas que requieren análisis de problemas complejos hasta problemas enquistados en el tiempo o en las relaciones con alguna persona de tu entorno laboral.

Análisis de problemas y soluciones



1. Aprende herramientas para el Análisis de problemas

Cuando te encuentras con un problema en el trabajo, tienes que tomar la determinación de que sólo saldrás de ahí con el asunto resuelto. A tu alrededor verás personas que optan por omitir las dificultades o por postergar la responsabilidad de afrontar un desafío. Tanto si se trata de un problema puntual como de una combinación de circunstancias negativas, siempre hay una manera de afrontar esta realidad con el mínimo impacto en tu salud mental. 

Desde una sencilla lista de «pros» y «contras» hasta otras herramientas más creativas como los Mapas Mentales o detectar qué tipo de Inteligencia utilizar para resolver mejor el problema al que te enfrentas.

Nuestro método parte de un análisis en profundidad que sirve para identificar el tipo de desafío, si tiene solución, qué persona o personas forman parte de ella, etc. Así, podrás delimitar hasta qué punto algo es responsabilidad tuya y cuándo empieza a ser un problema asumido de manera errónea. Cuidar la estabilidad emocional en el trabajo es fundamental para dar lo mejor de ti. 

Una parte del análisis consiste en comprender de manera profunda el entorno laboral. Analizar cómo se suceden los canales de mando directos e indirectos y cómo afecta la personalidad del equipo a la resolución de cualquier complicación que pueda surgir.

problemas creatividad para resolver problemas

 

 


2. Tomar decisiones en el momento adecuado

A veces, una decisión es como un tren en movimiento, ya que pasa a gran velocidad y es necesario decidir si montarse o no. Los buenos jefes y líderes son aquellos que, en el momento de la verdad, tardan menos en tomar una determinación, ya que dominan una serie de factores. Anticiparse es la mejor manera de ganar tiempo razonando decisiones futuras.

En las empresas se valora altamente a aquellas personas que son capaces de trabajar de manera autónoma y tomar siempre decisiones adecuadas. Es una manera de forjar una confianza en tu sentido común y en tu visión en la toma de decisiones. Este atributo es especialmente útil para ascender, ya que permite supervisar el trabajo realizado por otros.

Una de las mejores herramientas en este aspecto son los Árboles de toma de decisiones.


3. Gestiona tu carga de trabajo sin llegar a «quemarte».

El exceso de carga de trabajo es uno de los problemas más frecuentes en las empresas, por diferentes motivos. Exceptuando los casos en los que esto sucede por un reparto desigual por parte de la dirección, en otras situaciones la causa es la mala gestión del tiempo. Si lo que te ocurre es que no llegas a todos tus compromisos y objetivos de tiempo, es probable que acabes acumulando una carga de tareas que no puedes asumir.

De esta forma, cuando surge algún problema no te tomas el tiempo necesario para analizarlo bien y decidir cuál es la mejor solución en ese caso concreto. Al final, acabas tomando una decisión precipitada por impaciencia o postergas la decisión porque entras en una parálisis por exceso de análisis que te lleva a retrasar la decisión hasta que, otros o las circunstancias, acaban decidiendo por ti.

exceso de trabajo piensa en positivo


Si te has sentido identificado con alguna de estas cuestiones, contacta con nosotros y te ayudaremos en el análisis de tus problemas para encontrar la mejor solución.

En Maria Fontal Coaching profesional te ayudamos a conseguir tus metas profesionales y a gestionar de manera eficiente el trabajo. Sin importar el sector profesional, nuestra experiencia puede ayudarte a sacar lo mejor de ti y lidiar con los obstáculos que van saliendo a tu paso

 

Deja un comentario