Nunca es tarde para empezar

Nunca es tarde para empezar a perseguir nuestro sueño profesional, nunca es tarde para el cambio.

Hay personas que creen que ya son demasiado mayores para cambiar de profesión o que tienen demasiadas responsabilidades o que no tienen suficientes conocimientos o experiencia o … ¿cuál es tu «pero»?

«No me gusta mi trabajo, me hace sufrir, cambiaría «pero»… (añadir lo que proceda para cada uno).»

Si te faltan veinte, veinticinco años o incluso más para jubilarte, ¿los vas a pasar haciendo lo mismo que has hecho hasta ahora? Si es así, ¿eso supone una alegría en tu vida?, ¿es motivador?, ¿es el legado que quieres dejar?, ¿el ejemplo que quieres transmitir a tus hijos?

No digo que sea fácil ni gratis, no digo que no tengas que invertir lo mejor de ti mismo para conseguirlo, tampoco digo que no lleve tiempo lograrlo, pero llega un día en que empiezas a ver que el cambio se está produciendo: consigues tu primer cliente, te conceden la primera entrevista para ese puesto de trabajo con el que sueñas, acabas los estudios que te permiten dar el salto profesional. Y ya estás en camino, ya no hay vuelta atrás. No diré que se va a hacer realidad de hoy para mañana, pero sí afirmo que vale toda la pena, el dolor y el esfuerzo que sea necesario para conseguirlo.

Y todo empieza con una pequeña decisión. No es complicado: me apunto a aquel curso de…  o hablo con esa persona que ya está dónde a mí me gustaría llegar… Un paso, sólo un paso y después otro y luego otro más; antes de que te des cuenta estarás en marcha y disfrutando del camino, de las cosas que te gustan ¿qué tienes que perder?

Te dejo con el vídeo que encontrarás a continuación. Espero que te ayude.

Deja un comentario